... e l'Osservatorio se ne va a raccontare le sue storie anche in Spagna

Il 6 marzo 2015 presso il MUSEO BARJOLA di GIJÓN è stata inaugurata la mostra "MUJERES DE CARBÓN".

Questa mostra organizzata dall'Archivo de Fuentes Orales para la Historia Social de Asturias (AFOHSA) dell'Università di Oviedo (Spagna) e dall'Instituto Asturiano de la Mujer è dedicata alla vita e alla lotta di cinque donne di diversi paesi differenti che vissero o vivono in zone fortemente legate alla presenza della miniera.

Tra le storie che compongono la mostra c'è anche quella dell'italiana Carmen Francesca Allenza raccolta e raccontata dall'Osservatorio di genere.

Carmen Francesca Allenza ha partecipato tra novembre e dicembre 2014 alla lotta delle lavoratrici della IGEA che hanno occupato per due settimane una miniera in Sardegna.

Carmen ci ha messo a disposizione con grande passione e generosità la sua storia.

*Ringraziamo Giuseppe Saragat per le fotografie!

 

Exposición / Exhibition

MUJERES DE CARBÓN / COAL WOMEN

En torno a la minería se han generado poderosos arquetipos de clase y de género. En innumerables ocasiones, la imagen de los mineros se ha ligado a la lucha obrera y ha estado también asociada a una idea de masculinidad. Esta doble dimensión, no exenta de conexiones tanto subliminales como explícitas, ha ocultado a menudo el papel esencial que las mujeres han desempeñado en la construcción de la solidaridad, el sostenimiento de las luchas, la transmisión de la memoria y la defensa de valores, campos de batalla donde el prejuicio ha hecho que, de forma equivocada, fueran vistas como subsidiarias respecto a sus padres, maridos o hijos.

Las figuras de mujeres de cuencas mineras que ejercen como auténticos pilares de la cohesión comunitaria, la resistencia y las reivindicaciones son frecuentes en espacios geográficamente distantes y en contextos históricos también alejados. Si en el día a día, las mujeres resultan decisivas en el sostenimiento de la vida familiar y las redes sociales, en los momentos de adversidad se convierten en piezas decisivas de la lucha. Y es justamente en estas situaciones cuando los roles tradicionales de género, en apariencia tan firmemente asentados, son puestos en cuestión por la energía y determinación de mujeres que hablan con voz propia y que, apoyándose en una cultura militante y solidaria que comparten con los hombres, adquieren autonomía y se erigen en sujetos sociopolíticos de fuerte personalidad. Esa es la historia magníficamente relatada en el cine por la película La Sal de la Tierra (H. Biberman, 1954).

El protagonismo de las mujeres en conflictos mineros queda acreditado en una larga secuencia de episodios que recorren el tiempo y atraviesan continentes sin perder denominadores comunes. Por citar algunos ejemplos: la huelga de Waiki en 1912 (uno de los hitos fundamentales de movimiento obrero neozelandés), las largas y duras huelgas de los mineros de Harlan (Kentucky) en los años 30 (cantadas a través de todos los Estados Unidos por mujeres forjadas en el ambiente de las cuencas como Aunt Molly Jackson o Florence Reece) y nuevamente en 1973 (relatada en el documental Harlan County USA, de Barbara Kopple), la tenaz resistencia a lo largo de 1984/85 de las Mujeres Contra el Cierre de Pozos a la política antisocial de M. Thatcher en el Reino Unido, las australianas involucradas en el conflicto de 2001 en Coaltown (Queensland) o las Mujeres del Carbón en Lucha que en 2013 emergieron en las cuencas mineras de Asturias, León y Aragón alzando su voz en defensa de la supervivencia de las comunidades mineras, sin perder la memoria de sus antecesoras que en la primavera de 1962, bajo una férrea dictadura, habían formado piquetes para sostener una huelga.

Pero los liderazgos femeninos se constatan también en otros planos referidos a la preservación de la cultura, las mejoras sociales, la reivindicación de sus derechos laborales como mujeres (incluyendo, en ocasiones, su incorporación a la mina) o la creación literaria y artística. A menudo, esta proyección hacia escenarios más amplios conserva el ADN proveniente del origen minero en que se han forjado, tal como muestra el caso de la estrella del country Loretta Lynn, cuya canción Coal Miner’s Daughter (Hija de minero) no sólo ha dado título a un disco sino también a su autobiografía, a un film y a una obra de teatro, dejando así claras las raíces de su identidad.

Mujeres de Carbón / Coal Women reúne retratos y testimonios de mujeres de diversos países, mostrando afinidades que traspasan fronteras y recorren el tiempo

La exposición se concibe como un producto de divulgación vinculado a líneas de investigación del Archivo de Fuentes Orales para la Historia Social de Asturias (AFOHSA) y se basa en las voces de mujeres que previamente han sido retratadas y entrevistadas.

El propósito es que la exposición tenga una larga vida y siga creciendo con la inclusión de nuevas protagonistas a medida que se desarrolla su itinerancia. En su versión inicial consta de 20 paneles y una pantalla donde se proyectará un audiovisual. Para favorecer su proyección internacional, todos los textos son bilingües (inglés y castellano), además del audio en la lengua original.

La colaboración con investigadores y entidades de distintos países ha sido establecida en la perspectiva de que la exposición viaje a cada uno de los lugares de referencia de las mujeres incluidas en la muestra, al tiempo que permanece abierta a otros destinos que comporten el añadido de nuevas mujeres. El formato y material de los paneles se conciben priorizando que resulten aptos para su transporte sin coste excesivo, resistentes para un uso prolongado y fáciles en cuanto a manejo e instalación.

En su versión inicial, la exposición tendrá representadas a mujeres de cuencas mineras de los siguientes países:

España

Italia

Inglaterra

Estados Unidos

Brasil

Está prevista la incorporación progresiva de otros donde ya han sido establecidos contactos, tales como:

Escocia

Australia

India

Portugal

Alemania

Slide background